El verde: el verdadero color del mal y la locura

Por Armando de Jesús Martínez

Aquí veremos esa parte del comic y de la animación -que ahora resulta ser lo mío- que ha otorgado un simbolismo siniestro a este noble color, de una manera que va de lo sutil a lo recientemente bobo y descarado. No soy un experto, así que entenderán si se me pasa algún dato raro o de nicho. El autor estará encantado de leer sus preguntas, comentarios, quejas, declaraciones, mentadas y demás.

puchis-1Partamos de los colores primarios: amarillo, verde, azul y rojo, después los secundarios: naranja (o anaranjado), purpura o morado y verde, justo aquí nos detenemos; notaron que es inmutable tanto el amarillo como el verde, dos colores que indican precaución…pero esperen, el verde no es indicativo de ello: es vida, voluntad, honor y alegría, las ondas de luz que componen el color verde están entre 529 y 497 nm, lo que significa que son un mínimo del espectro de la luz visible, que son perfectamente identificables y distinguibles del resto de los colores. El amarillo en cambio sí indica precaución, alarma, amargura y también es llamativo. ¿Entonces por qué diría que el color verde representa el mal e incluso locura? Bueno, eso se debe a un constructo social reciente, que quizás comenzó con La bella durmiente de Disney (1959).

Las plantas son verdes, sí. El color se genera por la fotosíntesis de estas, que como desecho producen oxígeno para que lo podamos metabolizar, por lo tanto representa beneficios. Pero el plutonio también es verde ¿no?, no, resulta que este elemento de la tabla periódica tiene un característico color gris en su estado natural, la radiación de este solo se logra detectar por un contador Geiger y por los característicos y letales síntomas de envenenamiento por radiación.

Con esta ambivalencia regreso a la idea de por qué el plutonio no es de ese característico verde brillante que nos muestran en la TV y los comics. Hulk el increíble (1963) tampoco lo era en sus inicios: si bien no representa la locura, sino el enojo, sabemos que en algunos comics Bruce Banner sí cae en la locura, como en la reciente serie de Oldman Logan (2105) de Marvel, donde una tierra moribunda ve cómo los vástagos del desequilibrado y desde hace mucho tiempo perdido en la locura Banner se apoderan de la tierra en que Logan hace su vida tras 50 años de haber guardado sus garras. En esta historia de venganzas, él logra ver la decrepitud en que ha caído unos de sus primeros enemigos. Viejo y demente, Hulk se enfrenta con Logan por última vez, devorándolo y posteriormente muriendo de una “desgarradora indigestión”.

Quizás el color de la kriptonita infirió en que al plutonio se la asociara con el verde brillante y la radiación con la constante luz verde fosforescente, pues este icónico elemento debilitaba al hombre de acero, el boyscout americano que ayuda a la humanidad y la defiende de todos los peligros del mundo y a veces hasta de ellos mismos, como de sus antagonistas humanos: Lex Luthor en Metropolis y  Batman en Gotham. En un momento vamos para allá.

puchis-2

La cultura de la novela gráfica ha influenciado este juicio que se contrapone a lo que representa el portador del anillo esmeralda. La corporación de los linterna verde o Green Lanthern Corps, que se encargan de proteger y defender al universo patrullándolo con la luz de sus anillos de poder. Entre tantas historias que se desarrollan en este gran universo de DC destacó la serie Emerald Twiligth (1994) donde el protagonista Hal Jordan se convierte en el propio villano de su serie, esto, por el shock emocional que representó para él que un par de enemigos de Superman destruyeran su ciudad natal por completo. En este shock recrea su ciudad y a sus habitantes con el poder de su imaginación y del anillo, cosa que desencadena una sanción que le retira los poderes; tras perder la cordura por ser despojado de su anillo Hal enloquece y se propone destruir el planeta de los Linternas tomando los anillos de sus compañeros, a quienes va acabando en el camino de consumar su venganza. El mejor de los linternas, acabando con su propio legado, guiado por el poder de su voluntad y la locura por el poder, se fusiona con la gran batería de poder de la corporación para llamarse Parallax y consumar su propósito: derrotar y asesinar sin control con un poder inconmensurable, poder que lo va consumiendo viñeta por viñeta. Aquí vemos cómo una gran voluntad no necesariamente se guía por los mejores deseos. La locura de este personaje lo vuelve más poderoso y peligroso para sus compañeros. Esta publicación fue un acertado paso por la casa productora DC, pues después de haber publicado en la misma época la muerte de Superman (1992) y la ruptura de Batman por Bane (1994) Linterna verde no se podía quedar atrás. De allí la importancia de este evento para la franquicia de linterna verde, que de seguir esta línea de maldad no traería en 2011 la infame película Life action de Linterna verde, un fiasco por donde se le vea.

Hablando de películas, ocupémonos del otro gran personaje que se distingue por mucho de ser uno de los mejores villanos, alguien que sólo busca ver una sonrisa en el rostro del caballero de la noche con métodos poco ortodoxos pero efectivos para el público: Joker o el Guasón. Este personaje ha ido de ridículo a lo sublime, dependiendo de su interprete, desde: Conrad Veidt en The Man Who Laughs (1928) inspiración para el personaje, pasando por Jack Nicholson (1989) y Heath Ledger, hasta Mark Hamill (Luke Skywalker) en su voz oficial para series animadas y videojuegos aún la actualidad, hasta la mejorable actuación de Cesar Romero y su bigote maquillado y la más reciente e inconsistente actuación de Jared Leto (2016). El pelo verde es el augurio de su mal y locura, de la que los guionistas se han encargado de resaltar como un componente básico en su caracterización.

Con estos ejemppuchis-3los podríamos acabar, pero regresemos a Disney, pues ellos han hecho una institución de este paradigma y son responsables directos de darle sentido. Películas como la Bella durmiente ya nos lo adelantaban, la villana Maléfica se rodea de llamas verdes en su castillo además de anunciarse de esta manera con esa aura que despiden sus hechizos. Cruella de Vil, de la película 101 Dálmatas (1961) también nos lo adelanta con ese humo verde de sus cigarrillos. Hasta en una de sus más recientes películas lo hace: Enredados (2010) emplea una sutil referencia a esta colección pues en una de las escenas que genera el giro de la trama dos de los bandidos que la buscan traen consigo una lámpara que ilumina en verde (Sutileza). Incluso el cine independiente usa esta referencia, pues Heavy Metal (1981) usa el verde como augurio de la destrucción desatada del orbe. Anastasia (1997) también lo resalta con el antagonista Rasputín, mítico y malévolo personaje que con su escena introductoria despliega toda una faramalla de espectáculos visuales que nos hace ver sus grandes poderes.

Casi olvido mencionar a otros grandes de la cultura de la novela gráfica, como lo son El acertijo y sus desquiciantes juegos mentales, Hiedra Venenosa y su veneno, Bane y el Venom, sustancia verde que se inyecta para potenciar su masa corporal o hasta el mismísimo Cthulhu y su escamosa piel, quien nos hará caer en la eterna locura. Pero todo esto puede que tenga más que ver con un viaje de THC o alcaloides mezcalinos, pero de ellos, no sé cuánto mal puedan hacer.