Darksiders: jugar el apocalipsis

Por Ricardo Fabián Iracheta Santillana

Siguiendo la temática de este mes, distopías y escenarios post apocalípticos, el juego del cual escribiré en esta edición es uno de mis favoritos (en realidad son dos juegos de la misma franquicia): Darksiders.

Darksiders y Darksiders 2 son videojuegos de rol con un estilo Hack n’ Slash, que básicamente consiste en que al recorrer el escenario encontraremos muchos enemigos y deberemos acabar con todos… así de simple. Sin embargo esta franquicia lleva las cosas a otro nivel, incorporando en la jugabilidad distintos elementos que cambian drásticamente la simplicidad del juego por una complejidad retadora y gratificante.

Desarrollados por Vigil Games y publicados por THQ Nordic ambos juegos fueron liberados para distintas plataformas: Microsoft Xbox 360, Xbox  One; Sony Playstation 3 y 4; Microsoft Windows, Linux y Wii U. Fueron liberados respectivamente en 2010 y 2012 recibiendo buenas opiniones por parte de la audiencia y de la crítica especializada.

received_10154769675682962.jpeg

La historia del primer juego (Darksiders) nos coloca en los zapatos de War (Guerra), uno de los jinetes del apocalipsis que aparece en la tierra después de que se empiezan a romper los 7 sellos, dando inicio así al fin del mundo. Pero, como mencioné antes, Vigil Games lleva las cosas un paso más allá mostrándonos una historia intrincada llena de elementos tomados tanto del relato bíblico como de la imaginación de los creadores del juego. Al aparecer War en el campo de batalla se da cuenta de que no posee todos los poderes que debería tener al haberse roto los sellos del apocalipsis, y en la guerra entre ángeles y demonios es asesinado por uno de estos últimos. Cien años después es revivido por sus amos, The Charred Council (el concilio carbonizado… sí, suena mejor en su idioma original), que es la entidad encargada de mantener el balance en la creación y asegurar que ni los ángeles ni los demonios tengan más poder los unos que los otros antes del armagedón, para dar a la humanidad una justa oportunidad en la contienda. Se entera también de que el apocalipsis nunca sucedió en realidad y que lo único que pasó fue que las fuerzas del infierno vencieron a las de la luz, quedando la humanidad extinta, pues no estaban listos para eso todavía. Entonces es acusado de traición por sus amos y, para probar su honor se hace voluntario para desenmascarar lo que en realidad pasó en el momento que fue asesinado. El viaje de War nos llevará por muchos lugares y personajes extraños, entre ellos Samael, uno de los demonios más poderosos que se hará nuestro aliado para poder recuperar sus poderes.

received_10154769675702962.jpeg

La jugabilidad consiste en eliminar a tus enemigos y hacer cuantos combos sean posibles para ello, puesto que conforme avanzas, la complejidad de los ataques de los enemigos aumentará y su número también. Sin embargo, el juego incorpora acertijos que el jugador deberá resolver para poder continuar en la historia, haciendo que Darksiders se vuelva una mezcla entre Devil May Cry y The Legend Of Zelda. 

Darksiders 2 transcurre simultáneamente al primer juego, pero nos pone en los zapatos de Death (Muerte) otro de los jinetes del apocalipsis y el hermano mayor de War, que, sabiendo que su hermano no habría roto las leyes, se ofrece no para desenmascarar el verdadero motivo del ataque a la tierra, sino para deshacer el crimen del que se acusaba al jinete rojo: revivir a la humanidad. Aquí veremos más del universo en el que transcurre Darksiders e iremos a varios mundos, cada uno con una población y por supuesto enemigos diferentes que contarán con distintos estilos de pelea.

Ahora, la jugabilidad cambia de un juego a otro puesto que ambos jinetes tienen sus propias características, movilidad y estilos de combate. War es más estático pero también posee ataques más disruptivos, mientras que Death tiene mucho más dinamismo y sus ataques son más rápidos. En el primer juego podemos correr y saltar para desplazarnos por el mundo, en el segundo tenemos habilidades para trepar por vigas, correr por las paredes y todo tipo de acrobacias, haciéndolo una especie de Prince Of Persia.

received_10154769675737962.jpeg

Al final el desenlace de ambos juegos confluye y desgraciadamente nos deja con una incógnita enorme puesto que nos da la idea de lo que pasará a continuación con la historia pero ésta a la fecha no ha continuado. Ha habido rumores de la intención por parte de THQ Nordic de continuar con un Darksiders 3 pero estas se han quedado en meros rumores, y los que hemos jugado el juego solo podemos imaginarnos qué pasará después, puesto que se promete la introducción de los dos jinetes restantes Fury y Strife.

Como muchas franquicias emanadas de los videojuegos, ésta no se queda solo en la pantalla o monitor y nos brinda una novela gráfica: Darksiders: The Abomination Vault, que nos dará un vistazo al resto del universo de los jinetes y su historia.

 Definitivamente Darksiders  es recomendable tanto para los que quieran disfrutar un reto, como para los jugadores casuales y los que anden en busca una historia bien construida. Muerte y Guerra bajo tu control, desatando todos sus poderes en la cara de sus enemigos, esta es una experiencia que no se debe perder.