Inteligencia Artificial y Ficción Interactiva: Choice of Robots

"Choice of Robots"

Por: Luis Santiago Rubín de Célis

Hace ya un par de años se hicieron populares unos libros llamados “Elige tu propia aventura” (Choose Your Own Adventure), en los cuales el lector podía “elegir” cómo se desarrollaba la historia al escoger entre dos o más opciones presentadas al final de un capítulo. Para darles una idea, eran algo así:

Llegas al fondo del túnel y te encuentras con dos puertas, la de la izquierda está pintada de rojo, la de la derecha está pintada de verde.

¿Qué camino tomarás?

  1. Puerta Roja (Continúa en la página 43)
  2. Puerta Verde (Continúa en la página 80)

Libros de este tipo son conocidos como Ficción Interactiva, obras en las que el lector (o jugador en caso de videojuegos) puede alterar la dirección de la historia. En la actualidad, la ficción interactiva más popular toma la forma de “videojuegos”, en el sentido en que son usualmente comercializados de esa forma. Ejemplos de esto son las novelas visuales japonesas y las novelas interactivas, así como algunos RPG donde solo hay texto y no imágenes.

En esta ocasión quiero hablar de mi obra de ficción interactiva favorita hasta el momento: Choice of Robots.

Choice Of Robots I
¿Cómo quieres que se llame tu robot?

Choice of Robots, escrita por Kevin Gold, doctor en ciencias computacionales, trata de un estudiante de robótica (hombre o mujer, depende de la elección del lector) que construye su propio robot para poder graduarse. A lo largo de la novela se pueden tomar distintas decisiones, y todas ellas afectan ciertos atributos del robot: Empatía, Habilidad Bélica, Autonomía y Gracia. Dependiendo de qué tan desarrolladas estén ciertas habilidades y las decisiones que tome el protagonista principal en relación a ciertas situaciones o personas, cambiará la historia y el final de la novela.

Existen varios caminos que la historia puede tomar, los más dramáticos quizá sean los que involucran la Tercera Guerra Mundial, ya sea que se elija un bando (Entre E.U.A. y China), mantenerse neutral, o se evite por completo. El protagonista deberá decidir qué tan cómodo se siente con que sus creaciones sean utilizadas para la guerra y descubrirá que sus decisiones al respecto tendrán consecuencias  importantes, para él mismo, sus amigos y para el mundo entero.

Si se desarrollan robots con mucha Autonomía y Habilidad Bélica, pero poca Empatía, no pasará mucho antes de que se rebelen y decidan subyugar a la humanidad. Si se desarrollan robots con mucha Empatía, pero no se desarrolla su Habilidad Bélica o Autonomía, se acabará creando robots de compañía, que se verán exactamente como humanos y servirán para acompañar a las personas que se sienten solas o no tienen tiempo para una relación humana, similar al concepto que exploró la película de 2013, Her.

Choice of Robots presenta diversos dilemas para el lector, dilemas que como sociedad enfrentaremos pronto o incluso ya estamos enfrentando. Entre ellos está la decisión de automatizar una fábrica al 100% porque es lo más eficiente y barato, o contratar trabajadores humanos, aunque sea más costoso y no necesariamente eficiente; la decisión sobre si una máquina con consciencia merece tener derechos o incluso si posee un alma; o la decisión de sobre qué tan correcto es permitir a un robot (o una Inteligencia Artificial) aprender por sí misma y extraer sus propias conclusiones. Ésta última cuestión es un debate actual entre varios robotistas y expertos en IA.

Choice of Robots II
Si tu robot tiene un nombre, ¿significa que es como una persona? ¿Y si lo es? ¿Tiene algún género?

La obra es también un gran exponente de la intertextualidad, se mencionan poetas, filósofos, novelas, canciones y videojuegos, todos ellos relevantes de alguna forma para la historia y el desarrollo de tus creaciones. Existe una escena particularmente memorable donde, poco después de haber creado tu robot, se debe decidir qué clase de educación recibirá. Entre las opciones están el estudiar los contenidos tradicionales de una escuela pública, educarse a través de un gran grupo de videojuegos clásicos o permitir que el robot aprenda directamente del Internet, cada una con su efecto particular. Quizá una de las opciones más interesantes es dejar al robot estudiar por sí mismo, dándole acceso ilimitado a Internet, lo cual resulta en un nuevo robot que adopta las opiniones que encuentra en la red,  y que además comienza a repetir memes constantemente.

Choice of Robots III
Las decisiones que tomes cambian el hilo de la trama, Cortázar estaría feliz de jugarlo.

Por desgracia, la única edición que hasta el momento hay de Choice of Robots está solamente en inglés, aunque la compañía que lo publica, Choice Of Games, ha mostrado interés últimamente en traducir algunos de sus títulos, por lo que puede que no pase mucho tiempo antes de que lo tengamos en nuestro idioma. Si el lenguaje no les presenta problema, no duden en darle oportunidad. Lo pueden conseguir a través de la plataforma Steam para PC, para iOS, Android, o desde su propia página web: https://www.choiceofgames.com/robots/ donde podrán acceder a una versión demo de la obra, les aseguro que es una decisión de la cual no se arrepentirán.