Muestra Estatal de Teatro de San Luis Potosí 2017

Por Alaide Morán / Ahmed Garibay

¿Cómo disponer una historia, de qué manera expresar un sentimiento? La creación nos ofrece una respuesta inmediata y esperanzadora. Ahora bien, ¿Cuáles son las posibles maneras para lograrlo? Nos encontramos entonces a la pintura, a la fotografía, al cine,  a la narrativa, al teatro. Todos son vehículos para plasmar relatos, emociones e ideas.  Algunas son artes individuales, mientras que otras son colectivas a más no poder. En esta colectividad es donde recae el Teatro.

Con esta percepción bajo el brazo y con la reflexión como sombrero se llevó a cabo la Muestra Estatal de Teatro (MET) del pasado 30 de junio al 3 de julio del presente año. Para esto fueron seleccionadas 8 obras teatrales de diferentes compañías y colectivos del estado. La principal finalidad de la muestra es la de seleccionar una obra que represente al estado en la Muestra Regional de Teatro (MRT), Zona Centro-Occidente y con ello ser seleccionado para el Ciclo de Obras Ganadoras que se efectuara en la 38 Muestra Nacional de Teatro (MNT).

En una colaboración con The Fiction Review mi entrañable amiga y colega Alaide Morán y un servidor nos propusimos comentar este ciclo teatral que se lleva a cabo en la ciudad. Principalmente porque al igual que muchos otros encontramos al teatro inquietante y emotivo. De igual manera porque estamos seguros que San Luis Potosí es cuna para las artes; posee gente apasionada con proposiciones renovadoras. A continuación presentamos en conjunto una pequeña crónica[1] de lo sucedido durante el fin de semana[2]:

La MET se inauguró con 206 Espectáculo Sonoro Santanero, un monólogo original de Aldo Reséndiz, representado por Eloísa Zapata. 206 es una obra impregnada de ritmo, movimiento y sensualidad. La protagonista, Juana, es una mujer voluptuosa y llena de vida, aunque también carga con sus demonios. La obra cuestiona temas como la maternidad y sexualidad de la mujer, entre otros, relacionados con la libertad de la misma. Es agradable ver a una actriz preparada como lo es Zapata, cuya presencia escénica es el principal motor de una historia sencilla, pero que representa la realidad de muchas mujeres: aquellas que viven la violencia, la pérdida, pero que, de una forma u otra, salen adelante.

206 - Espectáculo Sonoro Santanero - MET 2017
Eloísa Zapata como Juana

Al día siguiente, se presentó Si la vida bastara en el Foro Teatral “La Carrilla”. Escrita, dirigida y actuada por Aarón García, Si la vida bastara sigue la historia de un escritor frustrado y abandonado que está a punto de suicidarse; Joseph se pregunta sobre el sentido de su vida acompañado por el recuerdo de su padre. Sin embargo, y a pesar del mérito del actor, este tipo de obras nos hace cuestionarnos sobre cómo se eligen estas obras para un evento tan renombrado. La actuación es forzada, poco creíble; el texto cliché y desesperado. Al finalizar la función, el actor nos aclaró -porque era muy necesario- cuál era su intención con esta obra: hacernos reflexionar sobre la vida, lo corta que es y lo que decidimos hacer con nuestro tiempo. Nosotros le damos un consejo: No subestimes a tu público.

Si la vida bastara - MET 2017
Si la vida bastara

Después nos dirigimos al Teatro Marco Antonio Garfias situado en el Centro de Difusión Cultural Raúl Gamboa. Ahí se presentó Las princetzs cuya creación colectiva cuenta con actores como Víctor Ortíz y Rafael Becerra. La propuesta es la siguiente: la Fionella aspira a ser princesa de Disney, así que organiza una fiesta para invitar a las princesas más reconocidas y así entrar a su exclusivo círculo social. A lo largo de la fiesta descubrirá la cruda realidad de ser princesa que las llevará a renunciar a ello. Este híbrido entre cabaret y show de comedia tiene sus pros y sus contras: Por un lado, hemos de admitir que hay una buena producción detrás, las caracterizaciones son buenas y vaya, no es fácil caminar en tacones altos por dos horas; también está llena de chistes locales contra algunas instituciones gubernamentales, lo cual siempre es agradable. Contras: No deja de ser un espectáculo fácil, con chistes groseros y vulgares; pero seamos honestos, se ganaron al público, quienes reían cuando escuchaban una maldición. Sí, tiene sus momentos, gags y timing, pero con una respuesta tan grande se esperaría un mensaje más poderoso, pues al final nos dan un discurso desafortunado sobre el amor propio, la aceptación y la sororidad; pero lo hacen de forma que te rompen el hilo del discurso y el estilo de la obra.

Las princetzs - MET 2017
Las princetzs

De regreso a “La Carrilla” Breaking Café fue probablemente la obra donde mayor número personas se quedaron fuera, ¿las razones?  Sólo era una función de cupo limitado y llegaron tarde. Trabajo de Jacobo Núñez y Sebastián Acosta (presentados como ellos mismos), Breaking Café nos presenta como lugar predilecto una cafetería, donde se reúnen amigos, parejas, familia. Entre café y café -y pasando por el mezcal-, estos amigos hablan sobre muchos temas que surgen de uno universal: el amor; y el amor, como dice Cristina Perri Rosi, conlleva al desamor. También nos comparten sus historias: cómo se enamoraron, cómo se desencantaron y les rompieron el corazón, logrando así una empatía con el espectador para que éste también se pueda identificar y después participar en la definición de aquella pregunta eterna: qué es el amor. Sin embargo, este teatro, para jóvenes y adultos, acierta en momentos y falla en otros. El discurso es cercano y empático, pero también resulta cliché, cursi y chocante. A su vez hay un actor más memorable que otro, cuyo monólogo te preocupa y te divierte. Un gran plus son las armonías románticas, que al igual que el café, nos regalan un ambiente agradable.

Breaking Café - MET 2017
Breaking Café – ¿Qué es el amor?

Entrada la tarde nos dirigimos al teatro Polivalente a presenciar Sheft Luvft (Falta de amor). Obra realizada por la compañía teatral Gente del Mañana bajo la dirección de Carlos Amador. Llena de personajes e intertextualidad se nos ofrece recorrido por historias comunes y ajenas, por música y voces. La luz y las imágenes son bellas y metafóricas. Unos corren, otros chocan, unas más deliran, todos hablan. Gente del Mañana muestra una gran versatilidad; hay una gracia mágica frente a nosotros. La obra se desenvuelve con tintes activistas: se hace mención de nuestro “gran” presidente, se nos recuerda aquella gran sonada tragedia de los estudiantes normalistas; también se nos habla acerca del secuestro femenino en la ciudad y se abordan vagamente cuatro dictaduras históricas. El reparto es apasionado pero la falta de redondez narrativa hace que la historia no trascienda más allá de la puesta en escena. Hay una pluralidad de murmullos y sobrantes que no le dan fortaleza. Con sus 13 actores Sheft Luvft nos demuestra un par de cosas: hay una juventud potosina apasionada por el arte escénico y que el porvenir parece brillar.

Sheft Luvft - MET 2017
Sheft Luvft

El último día de la muestra se hacía presente y para las 6 de la tarde con un sol brillante y sonriente la compañía Filias y Fobias presento Desarmadas y peligrosas de Enedelia Mata Guerrero. Al igual que el día anterior se nos volvía a mostrar una compañía con un buen número de actores. Esta vez la obra es basada en La vengadora de las mujeres de Lope de Vega. Sobre un vestuario steampunk y personajes poco logrados la obra busca la risa y la carcajada. Con ayuda de bromas anacrónicas, música estilo slapstick y caídas fingidas Desarmadas y peligrosas cumple su cometido. Sin embargo se queda bajo el horizonte del olvido. La historia es tan arquetípica y el final tan predecible que se convierte en una espiral viciosa. La fuente creativa  de esta obra carece de resplandor. Vale la pena (si, es pena) recordar el pequeño sketch burlón sobre el comportamiento de las mujeres para ver a que categoría corresponde esta obra.

Desarmadas y peligrosas - MET 2017
Desarmadas y peligrosas

Un par de horas más tarde nos alcanzaba la clausura junto a la compañía teatral La Carrilla. Con la dirección de Eloísa Zapata y en la pluma de la propia actriz Martha Aguilar junto con Aldo Reséndiz se presento Protocolo de vuelo. Dentro del teatro Polivalente, con butacas llenas y un olor a incienso en el aire la historia se fue narrando. En esta ocasión solo era un personaje, un monólogo, una niña. Apoyada en un cielo azul la niña recordaba su vida: las tardes en la azotea, los paseos con la familia, el alba odiada. Después los recuerdos se oscurecían; la niña crecía. Y ahora, siendo mujer, con décadas recorridas y sueños cansados también recordaba. El esoterismo y el danzón se mezclan en un baile de sillas. Las chuparrosas y los aviones nos inspiran a seguir volando. Protocolo de vuelo es una historia contada por una sola voz. Una voz común que resuena en todos. Es en este punto donde alumbra: en su sencillez y calidez. Una historia personal que es propuesta con una estética conmovedora.

Protocolo de vuelo - MET 2017
Protocolo de vuelo

Cabe mencionar que la asistencia del público fue amplia y concurrida. Somos nosotros (los asistentes) los que hacen posible eventos como estos. El teatro en nuestra ciudad atesora una amplia tradición. Esta muestra es un claro ejemplo de ello. Empero, hay un aroma a cliché con indicio de insuficiencia que permea a algunas de las obras. Por otro lado somos conscientes de que para todo hay gustos y que estas líneas escritas son un mero eco de lo que pensamos.

[1] Alaide Morán estuvo a cargo de reseñar los primeros dos días, mientas Ahmed Garibay los últimos dos.

[2] Por causas de fuerza mayor nos fue imposible asistir a Diacronía para esos pequeños idiotas. Estamos seguros que en un futuro cercano tendremos la oportunidad de poder vivirla.