Tales from the Loop: ciencia ficción y condición humana

Por Luis Santiago Rubín de Celis

Basado en la obra retrofuturista del artista sueco Simon Stålenhag (la que también ha inspirado un juego de rol), Tales from the Loop es una serie de ciencia ficción producida por Amazon que explora los extraños eventos que suceden en el pueblo de Mercer, Ohio, donde se encuentra el ‘Loop’, o ‘el Bucle’, una institución creada para la investigación científica, particularmente de la física. 

Cada episodio de la serie sigue su propia historia particular y se enfoca en un personaje distinto, pero todos construyen una narrativa general sobre el pueblo. El show aprovecha algo de la nostalgia popularizada por Stranger Things, pues todo sucede en la década de los 80 en EUA. Pero, a diferencia de la aclamada serie de Netflix, Tales from the Loop ocurre en un mundo alterno, donde la ciencia ha avanzado a pasos agigantados gracias a las investigaciones realizadas en el Bucle, y donde ver enormes robots totalmente independientes es algo cotidiano.

A pesar de que explora lugares comunes de la ciencia ficción como los viajes en el tiempo, los robots y los mundos paralelos, Tales from the Loop logra presentar historias profundamente conmovedoras donde la tecnología no es el objeto principal de la trama (a diferencia de series como Black Mirror), y que permiten explorar cuestiones profundas del comportamiento humano.

Hay una gran variedad de hilos narrativos en Tales from the Loop:

La niña abandonada por su madre; el deportista acomplejado por su poca capacidad académica que le cerrará las puertas a un mejor futuro; el autodesprecio de una adolescente que aún no entiende bien su personalidad; el enfrentamiento de un anciano con la muerte y lo que conlleva para sus seres queridos; la frustración y el enojo de un padre cuya familia se desmorona por circunstancias fuera de su control; el hombre de color homosexual que tiene miedo de estar solo y busca fervientemente pareja en una sociedad que no está lista para él; el muchacho que tiene una experiencia escalofriante y pierde su brazo como consecuencia, enfrentando sentimientos de miedo y rechazo el resto de su vida; el niño que busca a su hermano en el bosque para poder recapturar el pasado…

Todas son historias que podrían ser tratadas sin la necesidad de la ciencia ficción, pero en el caso de Tales from The Loop, es la ciencia ficción la que no solo las complementa, sino que las eleva a un nuevo nivel que te hará recordarlas mucho después de apagar la pantalla.

Tales from the Loop no tiene muchas escenas de acción, por lo que podría parecer lenta para algunos, sin embargo, lo que sí tiene es una forma sutil pero poderosa de explorar la experiencia humana a través de la ciencia ficción. ¿Qué tan real es la dicotomía cuerpo/mente? ¿Qué tan absoluto es el concepto del tiempo? La tecnología desarrollada en el “Bucle” permite explorar todas estas cosas, al mismo tiempo que cuenta historias con calidad narrativa.

En el aspecto técnico, la fotografía es simplemente hermosa, los planos amplios y llenos de luz, con fondos que son al mismo tiempo nostálgicos y futurísticos, evitan el hastío y la sensación opresiva que otras obras más oscuras de ciencia ficción suelen provocar, sin por ello restarle seriedad. De la misma manera la banda sonora es excelente, piano y cuerdas suaves y melancólicas en general, pero que complementan bien los temas de cada episodio.

Cada episodio de esta antología puede fácilmente ser llamado con el calificativo de “hermoso”, todos mantienen el mismo nivel técnico y narrativo. Y aunque todos son muy buenos, mi favorito es el primer episodio de la serie, ‘Loop‘, una historia simple, pero poderosa sobre viajes en el tiempo, que explora el abandono de una madre hacia su hija.

Quizá la crítica más severa que se le pueda hacer a Tales from the Loop es que es muy ‘artística’, o que el mundo y las tecnologías usadas nunca son realmente explicadas, pero dado que la serie entera está basada en un libro de arte conceptual estos son detalles menores e incluso debatibles. Lo que es indudable es que el show fue creado cuidadosamente para evocar una serie de reflexiones sobre la condición humana.

Sin duda una de las mejores series que ha producido Amazon hasta ahora, y un ejemplo perfecto de lo que es la ciencia ficción.