¿En dónde reside el espíritu de la experimentación en la literatura? En el año 2000 se publicó La Estación de la Calle Perdido, del escritor británico China Miéville. Se trataba de una novela oscura y fantástica con toques de ciencia ficción, novela negra y terror, en la que especies de humanos, mutantes y razas ancestrales convergen en Nuevo Crobuzon, el epicentro de una realidad desconcertante.